Combatir los gérmenes en el baño

Está claro que los inodoros públicos pueden estar repletos de todo tipo de bacterias. Pero en el propio cuarto de baño, estos indeseables gérmenes deberían estar bajo control, ¿no? La respuesta es que los patógenos también pueden encontrarse aquí. La razón suele ser que las actividades de limpieza se concentran en la limpieza del inodoro, el lavabo y la bañera. Pero que no cunda el pánico, un hogar completamente libre de gérmenes no es posible ni necesario. En el cuarto de baño privado, puede mantener a raya a los indeseables cohabitantes con la ayuda de sencillas medidas de higiene.

Agente limpiador y paño en un baño limpio

Consejos para reducir los patógenos en el baño

  • Las bacterias se sienten como en casa en las toallas de mano y de baño húmedas. Por lo tanto, asegúrese de que puedan secarse colgando libremente y que se laven al menos una vez a la semana con agua tibia a 60 grados como mínimo.
  • Los cepillos de dientes son una fuente de bacterias que no hay que subestimar, por lo que hay que cambiarlos cada dos o tres meses y también guardarlos para que se sequen bien.
  • Cierre siempre la tapa del inodoro. Cada vez que se tira de la cadena, las bacterias se lanzan al aire y se esparcen por todo el baño.
  • A las bacterias les gusta la humedad, así que ventile siempre bien el baño o asegúrese de que la ventilación es efectiva.
  • Las cortinas de baño tienden a favorecer la aparición de hongos. Por lo tanto, asegúrese de que se sequen completamente después de la ducha y de que pasen por la lavadora de vez en cuando. Por norma general, una mampara de ducha de cristal es más higiénica a largo plazo.
  • No olvide las manijas de las puertas, los pulsadores y los interruptores de la luz a la hora de hacer limpieza.
  • Seque siempre las duchas y las bañeras después de usarlas para dificultar la supervivencia de los microorganismos.
  • Muchos gérmenes se instalan en las juntas de silicona con el paso del tiempo, aunque parezcan limpias a primera vista. Por lo tanto, debe limpiar las juntas regularmente con agua caliente y agentes limpiadores a base de vinagre.
  • No descuide los cabezales de ducha. Los gérmenes se acumulan rápidamente en los cabezales de ducha. Por ello, se recomienda enjuagar las boquillas con agua caliente antes de la primera ducha. Lo ideal es que el agua alcance una temperatura de 60 grados.
  • Lave los paños de limpieza más a menudo en la lavadora en el ciclo de altas temperaturas y utilice también paños específicos para el baño. Además, es recomendable utilizar un paño de limpieza de otro color específicamente para limpiar el inodoro.
  • El pelo y la suciedad también se acumulan rápidamente en las alfombras del baño. Sacudirlas regularmente y lavarlas en caliente ayuda a mitigar este efecto.
  • Las esponjas de baño, que la gente utiliza para bañarse, no son mejores que las esponjas de cocina. Por lo tanto, cámbielas con frecuencia.
  • Los pinceles y brochas de maquillaje también necesitan limpieza, lo mejor es lavarlos de vez en cuando con champú.

Parte 1: Manchas en el baño debido a tintes y colorantes para el pelo
Parte 2: Manchas en el baño debido a productos de limpieza para el baño
Parte 3: Manchas debido a esmalte para uñas y quitaesmalte
Parte 4: Manchas en el baño debido a residuos de cal y silicato
Parte 5: Manchas en el baño debido a limpiadores de inodoro y las pastillas para la cisterna

Productos de baño

¿Qué baño le gustaría?

Un cuarto de baño bien elaborado responde a toda una serie de deseos y necesidades. Pero, ¿cuáles son sus necesidades? ¿Prioriza el espacio, la limpieza o el diseño? ¿Desea productos de fácil uso o prefiere ese plus de confort que le ofrece, por ejemplo, el inodoro bidé Geberit AquaClean? ¿O es usted un amante del diseño universal? Sean cuales sean sus necesidades, simplificamos su vida cotidiana con soluciones de baño inteligentes.

Más espacio en el baño
Más limpieza en el baño
Un diseño más funcional en el baño
Más confort en el baño
Menos barreras en el baño
Más elementos fáciles de usar en el baño