Basta de pasar frío en el baño

No hay que pasar frío ni al ir al baño ni al sentarse en el inodoro

Tener que abandonar la cálida y acogedora cama a primera hora de la mañana ya es tortura suficiente. Si a continuación, además, se tiene que sentar en un asiento de inodoro frío, empezar el día de manera confortable y agradable se convierte en una auténtica quimera. Las alfombras de baño, los calentadores de toallas y la calefacción por suelo radiante pueden hacer que el espacio sea más cálido y acogedor, pero el inodoro seguirá siendo un trono frío. Aunque esto no tiene por qué seguir siendo así. Los asientos de inodoro calefactados son la solución. Lo que en Japón lleva siendo una costumbre desde hace años, puede hacerse realidad también en su baño. Imagine la siguiente situación: suena el despertador. Adormilado, abandona la cama y se dirige al baño. Una vez allí, la calefacción del asiento del inodoro se activa automáticamente gracias al sensor de proximidad. Solo debe tomar asiento, hacer sus necesidades y disfrutar del confort de un asiento de inodoro caliente.

Por cierto, además de ser cómodo para sentarse, el asiento calefactado del inodoro también conlleva beneficios para la salud. Por norma general, el calor favorece la circulación sanguínea, que a su vez estimula la vejiga y los intestinos, lo que favorece el uso del inodoro.

Productos de baño

¿Qué baño le gustaría?

Un cuarto de baño bien elaborado responde a toda una serie de deseos y necesidades. Pero, ¿cuáles son sus necesidades? ¿Prioriza el espacio, la limpieza o el diseño? ¿Desea productos de fácil uso o prefiere ese plus de confort que le ofrece, por ejemplo, el inodoro bidé Geberit AquaClean? ¿O es usted un amante del diseño universal? Sean cuales sean sus necesidades, simplificamos su vida cotidiana con soluciones de baño inteligentes.

Más espacio en el baño
Más limpieza en el baño
Un diseño más funcional en el baño
Más confort en el baño
Menos barreras en el baño
Más elementos fáciles de usar en el baño