Con el fin de ofrecerle un óptimo servicio, esta página web hace uso de cookies. Haciendo uso de nuestra página web, usted expresa su consentimiento al uso de éstas. Puede encontrar más información en nuestra Política de Privacidad.

OK

Mejor en simplicidad

Sifones y suministros Geberit para bañeras

Instalación segura, rápida y fácil
Los desagües de bañera de Geberit están equipados con un fuelle metálico de estanqueidad flexible en el rebosadero. Como consecuencia, garantizan la instalación simple, segura y libre de tensiones en prácticamente todas las situaciones de construcción. Las juntas universales situadas en ambos extremos del desagüe y el rebosadero protegen, a las bañeras de cualquier material, de los daños que puede causar la corrosión.

Evacuación rápida, buena protección contra la obstrucción
Gracias a que incorporan el reconocido know-how de Geberit, la forma de los sifones antiolores ha sido optimizada para el flujo, de manera que garantizan una gran capacidad de evacuación y un efecto de autolimpieza excelente. Esto reduce considerablemente el riesgo de obstrucción.

Perfil plano para el acceso cómodo a la bañera
Muchos modelos de los sifones antiolores Geberit, tienen una altura de tan sólo 90 mm, lo que permite instalar la bañera a un nivel más bajo y hace más fácil el acceso a ella.

Gama completa para cada baño
Los sifones y suministros Geberit para bañeras se encuentran disponibles en diversas medidas y en los colores habituales de los elementos sanitarios, tales como cromado brillante, blanco alpino, cromado satinado o dorado, para satisfacer las distintas preferencias de sus clientes. Todos los componentes visibles han sido diseñados de forma que los colores de los sistemas de desagüe para bañeras y duchas vayan a juego.


Los detalles inteligentes y la selección de colores y tamaños convierten a los desagües de bañera con rebosadero de Geberit en excelentes soluciones para los baños. El usuario se beneficia de su capacidad de desagüe y del alto grado de protección contra la obstrucción. El instalador, de su instalación segura y rápida.


Presionar en lugar de girar: basándose en la activación mediante un innovador pulsador, Geberit PushControl abre y cierra el desagüe de la bañera. Así, se simplifica el uso y se hace más cómodo y más confortable. Gracias al diseño del pulsador, el rebosadero de la bañera tiene un perfil extremadamente plano, de tal forma que desaparece el mecanismo de giro prominente que interrumpe las superficies interiores de las bañeras. El sifón antiolores, por su parte, está diseñado para conseguir un flujo óptimo, tiene una altura de tan sólo 90 mm y ofrece las ventajas habituales de los productos Geberit. Su instalación es tan simple y segura como la de los otros sistemas de desagüe de bañera Geberit.


El desagüe de bañera con suministro Geberit integra el suministro de agua discretamente dentro del rebosadero y se puede orientar según el diseño de la bañera.