Con el fin de ofrecerle un óptimo servicio, esta página web hace uso de cookies. Haciendo uso de nuestra página web, usted expresa su consentimiento al uso de éstas. Puede encontrar más información en nuestra Política de Privacidad.

OK

Geberit Pluvia

Seguridad del sistema

Podría decirse que un sistema sifónico comienza a trabajar cuando los sumideros reciben las aguas pluviales y finaliza cuando las entrega a la red de saneamiento enterrada… pero esto no es del todo cierto.

Un buen sistema sifónico debe ser seguro. La seguridad se consigue analizando otros factores que a simple vista pueden parecer ajenos, pero que también están implicados en el éxito o fracaso del sistema. Geberit Pluvia tiene en cuenta lo que pasa “antes” de la llegada de la lluvia a los sumideros y “después” de entregarla a la red de saneamiento enterrada. Los proyectos Geberit Pluvia tienen todo previsto e incluyen estudios sobre los elementos del sistema que se detallan en las siguientes pestañas.


Geberit ha desarrollado un método de cálculo que permite conocer con total exactitud la pluviometría “extra” que podría provocar el desbordamiento en el canalón. Aunque el CTE exige la colocación de aliviaderos de emergencia, no especifica cómo deben dimensionarse ni ofrece una solución alternativa cuando los canalones están “encerrados” debido a la arquitectura del edificio. Geberit ofrece un estudio pormenorizado de las soluciones posibles, proponiendo en caso de necesidad un sistema sifónico Geberit Pluvia de seguridad.

Un mal dimensionado de la arqueta puede provocar una acumulación de agua en la cubierta del edificio con resultados desastrosos. Las arquetas deben calcularse en función del caudal que reciben según las instrucciones del CTE. Geberit comprueba en cada caso que los colectores de la red enterradas son capaces de asumir los caudales, y fija unas dimensiones mínimas para cada arqueta.

La rotura del efecto sifónico puede realizarse de dos formas, en la propia bajante o en la arqueta. Geberit Pluvia recomienda hacerlo en la arqueta para otorgar la máxima eficiencia del sistema. De esta manera, permite que el colector enterrado o colgado mantenga la horizontalidad y los diámetros pequeños.