Con el fin de ofrecerle un óptimo servicio, esta página web hace uso de cookies. Haciendo uso de nuestra página web, usted expresa su consentimiento al uso de éstas. Puede encontrar más información en nuestra Política de Privacidad.

OK

Geberit Pluvia

Cálculo y diseño

Siempre se ha dicho que un sistema sifónico es un traje a medida para cada edificio… y es verdad. La fase de diseño es trascendental porque el técnico debe tomar las decisiones que conducirán al éxito o fracaso del sistema. Aplicar una pluviometría inadecuada, otorgar a los sumideros una capacidad de evacuación por encima de la realidad o no tener en cuenta las características de la red de evacuación enterrada, provocarán tarde o temprano inundaciones no deseadas.

La elección del coeficiente pluviométrico es la primera de las decisiones que se deben tomar. El Documento Básico HS5 del CTE incluye un cuadro para la obtención de la intensidad pluviométrica. Sin embargo, para lograr que un sistema sifónico sea lo más eficiente posible, se deben consultar otras fuentes más concretas y realistas. Los observatorios meteorológicos, que describen con gran exactitud los parámetros reales mediante las curvas Intensidad-Duración-Frecuencia, son los más adecuados para obtener la pluviometría de cálculo.

El coeficiente pluviométrico seleccionado tiene mucho que ver con la seguridad del sistema sifónico. Sin embargo, no debe emplearse como excusa para emplear pluviometrías exageradas:

“Sistema sifónico sobredimensionado = problema”

Cuando se utiliza como argumento el cambio climático, el aumento de las intensidades de lluvia, la gota fría, etc., la razón real suele ser más de tipo económico que técnico, encareciendo innecesariamente la instalación.

Por definición, un sistema sifónico debe ser seguro. Los sistemas de seguridad deben estar perfectamente definidos y justificados en el proyecto (ver XXXX).


¿Cómo saber si un sistema sifónico está bien calculado?

Aunque el cálculo de un sistema sifónico es complejo, hay dos datos que nos indican si el sistema sifónico está mal diseñado:

1. Sobre la pluviometría. Es tan sencillo como dividir la capacidad total de evacuación de la línea sifónica (l/s) entre la superficie que drena (m²). Ambos datos se aportan en el proyecto. El resultado multiplicado por 3.600 nos indicará la pluviometría real que está drenando (mm/h).

2. Sobre el nº de sumideros. Dividiendo la capacidad total de la línea entre el número de sumideros, obtendremos la capacidad de evacuación media de cada sumidero (l/s). Este dato no debe superar el límite definido en el Documento de Idoneidad Técnica del sistema sifónico. Si no se aportaran estos datos, se debe tomar como referencia 6 l/s para sumideros con salida a 56 mm y 12 l/s para sumideros con salida de 75 mm. (UNE-EN 1256).

Si la pluviometría está por debajo de la definida en el CTE o es exageradamente alta y/o la capacidad de los sumideros supera los límites establecidos en el DIT, sencillamente el cálculo es erróneo. Para más información contactar con el Departamento Técnico de Geberit.