Con el fin de ofrecerle un óptimo servicio, esta página web hace uso de cookies. Haciendo uso de nuestra página web, usted expresa su consentimiento al uso de éstas. Puede encontrar más información en nuestra Política de Privacidad.

OK

Mejor en espacio

Soluciones sin barreras para lavabos

Acceso seguro al lavabo

Geberit facilita el acceso al lavabo y su uso seguro gracias a los grifos electrónicos ecológicos, a los sifones empotrados para lavabos y a los bastidores para lavabo Geberit Duofix pensados especialmente para instalaciones sanitarias destinadas a personas con movilidad reducida.

Libre de contacto para una higiene excelente: grifos electrónicos ecológicos para lavabos

Los grifos electrónicos ecológicos Geberit para lavabos permiten un manejo fiable y libre de contacto. Sus superficies son fáciles de limpiar y ofrecen un diseño de estética sofisticada. Gracias a su tecnología dual de detección por infrarrojos, detectan rápidamente al usuario y reaccionan inmediatamente. Además, generan por sí mismos la energía necesaria para su funcionamiento y tienen opciones adicionales de regulación del caudal de agua o limitación de temperatura que generan un importante ahorro energético y se pueden programar mediante el mando Service-Handy. Para aumentar la higiene del agua potable también proporcionan la posibilidad de preajustar descargas periódicas.

Sifones empotrados: la Solución inteligente que hace desaparecer el sifón del lavabo

Los sifones empotrados Geberit para lavabos no solo tienen un diseño excelente, también facilitan el acceso al lavabo. Para que el sifón no suponga un obstáculo, se instala empotrado en la pared, de tal forma que permite un fácil acceso al lavabo en la silla de ruedas. Los sifones empotrados están optimizados hidráulicamente para alcanzar una autolimpieza eficaz. Para los trabajos de mantenimiento, puede accederse al sifón a través de una tapa ciega de pequeño tamaño, casi invisible, fabricada en plástico resistente a la corrosión que está disponible en dos acabados diferentes: blanco y cromado brillante. El gran rango de ajuste vertical del sifón antiolores de +/-3 cm permite el ajuste a las tolerancias de construcción incluso si ya se ha instalado el alicatado.