Con el fin de ofrecerle un óptimo servicio, esta página web hace uso de cookies. Haciendo uso de nuestra página web, usted expresa su consentimiento al uso de éstas. Puede encontrar más información en nuestra Política de Privacidad.

OK

Recursos humanos

El departamento de recursos humanos es responsable de la contratación de empleados y gerentes en todo el mundo. Nuestra tarea es contratar los empleados adecuados y fomentar su lealtad a largo plazo para con la empresa. A través del fomento de la cultura de liderazgo de Geberit, garantizamos que la empresa siga desarrollándose de cara al futuro.

Nos vemos como un socio competente para el nivel de gestión y nos involucramos en todos los temas que afectan a los empleados. Para nosotros es importante proporcionar asistencia a los procesos de cambio de forma proactiva y establecer procesos estandarizados eficientes. Las áreas de responsabilidad de recursos humanos incluyen la contratación, la formación y el desarrollo. Estamos comprometidos de la misma manera a realizar evaluaciones de rendimiento justas de empleados individuales y equipos completos como a los salarios y beneficios y la promoción de la cultura corporativa. Con aproximadamente 60 empleados en todo el mundo, nuestra área tiene presencia en todas las grandes unidades de la empresa. Como parte del equipo de gestión, estamos involucrados en todas las decisiones estructurales y de personal importantes.

La variedad del trabajo que realizamos y su contexto internacional implican que debemos contratar a nuestros empleados dentro de un amplio espectro de perfiles profesionales y culturales. Pueden traer consigo formación orientada a la gestión empresarial o experiencia trabajando en una función dentro de la línea. Además de la especialización fundamental en gestión empresarial, también es importante que los integrantes de nuestro equipo se entusiasmen por nuestro trabajo, tengan aptitud para las relaciones humanas, la capacidad de ser curiosos y comunicativos y sean capaces de formular las preguntas correctas, incluso cuando a veces resulten incómodas. Por una parte, nuestros exitosos empleados pueden pensar en términos de sistemas, procesos y conceptos, mientras, por otra parte, siguen siendo igualmente capaces de apreciar métodos de trabajo pragmáticos.